30 de mayo de 2011

Silver Surfer: Parábola de Stan Lee y Moebius


Silver Surfer: Parábola hacia finales de los 80 Moebius, que se encargó de la parte gráfica de este comic, conoció a Stan Lee en un salón de comics en EEUU. Ambos decidieron colaborar en un comic y decidieron que el personaje más idóneo y que más les agradaba era Silver Surfer, los dos artistas querían darle al comic un enfoque distinto al de los clásicos comics de superheroes que hacía Marvel. 

Realizaron una historia más intimista, cargada de pesimismo y fatalidad, pero dejando una puerta a la esperanza. La verdad es que no imagino otro personaje que mejor que Silver Surfer para encajar en el estilo del autor Galo. La obra tiene un final feliz,  pero el retrato que se hace del ser nos coloca como unos egoístas, mezquinos e irresponsables, es decir que bastante veraz.

El argumento de la historia nos coloca en un futuro no lejano, donde la llegada de Galactus provoca reacciones de todo tipo, entre las que destacan de carácter religioso, convirtiendo al "devorador de mundo" en una especie de mesías o profeta.

Nuestro héroe en la historia lleva años viviendo en la tierra, observandonos, bajo la apariencia de un mendigo. Cuando llega su antiguo amo, el heraldo de Galactus, se enfrentará con él para evitar la destrucción de la tierra.

Finalmente Galactus le dirá que no lo hará, pero que esperará a que con la tendencia que tiene la humanidad se autodestruya, con lo que entonces si que lo devorará.




Silver Surfer intenta informarnos de lo que le ofrece "el devorador de mundos" a la humanidad para que rectifiquemos, pero el hombre como era de esperar no esta por la labor. Y no sólo no le hacen caso, sino que le ataca la gente, acaba recibiendo la ayuda de Elyna, hermana de un falso profeta y este acto le causa la muerte.  Con esto y con la ayuda del falso profeta, se produce la huida momentánea de Galactus.
Cuando la humanidad ve lo que ha hecho Silver Sufer, el hombre demuestra que no ha aprendido la lección y pretenden que este sea el nuevo mesías, cosa que el héroe rechaza de pleno-

El guión de Stan Lee es bueno, más intimista que lo que nos tiene acostumbrados la casa de la ideas y tratando temas de gran calado como la religiosidad, el lenguaje que emplea Silver Surfer es casi poético.... En resumen que el guión es muy bueno, pero no menos que el magnifico trabajo de Moebius.  Estamos ante una de las obras más extrañas del conjunto de la obra del autor galo.

Este comic lo editó Marvel en formato prestigio y en España lo hizo Planeta. Os recomiendo que si podéis leer este hermoso y esperanzador comic no os lo penséis ya que estamos ante uno de los mejores comics de los 80.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada