24 de mayo de 2011

Crying Freeman de Kazuo Koike y Ryoichi Ikegami

Continuamos con el repaso de algunos de los primeros Mangas que aterrizaron en España a principio de los 90 y que han sido importantes en la  popularización el comic Japonés. Hoy le toca el turno a uno de los mejores y también de los primeros Mangas para adultos. Editado por Planeta y del sello Viz Comics, en su origen constaba de 8 tomos. El guión es de Kazuo Koike ( El lobo solitario y su cachorro), el dibujo corre a cargo del genial Ryoichi Ikegami, que aquí hace un trabajo francamente impresionante. El comic en cuestión antes de que se me olvide, es Crying Freeman.

La historia de Crying Freeman, trata de un asesino a sueldo perteneciente a la asociación secreta china denominada los 108 dragones y que responde al nombre de Yo Hinomura. El protagonista, tiene la "tapadera" de ser una artista en la alfareria y como rasgo especial es que llora cada vez que comete un asesinato.

Durante uno de las misiones que se le encargan a Hinomura, tiene que eliminar a una chica que ha presenciado dos de sus asesinatos, Emu Hino, que así se llama la chica, conoce su destino y está preparada para morir. Cuando Emu se encuentra frente a Hinomura, le que antes de eliminarla le haga el amor, pues no lo ha hecho nunca. Yo accede a sus deseos pero una vez consumado el acto es incapaz de matarla, pero es herida de gravedad por miembros de una banda mafiosa, a quien Yo mató a su líder en el segundo asesinato presenciado por Emu, nuestro protagonista la pone a salvo y le cuenta cuál es su pasado, la razón por la que tiene que ser una asesino y esto supone que su relación se afiance.



En esta parte de la historia aparece el sucesor del clan mafioso enemigo de Yo, Ryuji. Que tiene la intención de vengarse, pero nuestro protagonista lo elimina antes de que pueda cumplir su vendetta. La viuda de Ryuji, Kimie Hanada, seduce al policía que intentaba atrapar a Hinomura, el agente Nitta, para vengar la muerte de su marido, enfrentándose ambos a Yo en un duelo final que contara con la participación de Emu.


Esta es, a grandes rasgos, la historia de la primera etapa de Crying Freeman que abarca los dos primeros tomos de la edición original japonesa. La historia es emocionante, con mucha acción, la historia de amor entre los protagonistas es muy creíble e intensa, cuenta con episodios con una alto contenido erótico. El guión esta bastante bien construido aunque es bastante convencional en sus planteamientos.

Es el dibujo el apartado más destacado de esta obra en el que Ryoichi Ikegami, demuestra una gran habilidad, sus dibujos son muy realistas, expresivos, con una anatomía de los personajes en el que demuestra una gran conocimiento de dicho apartado. Ryoichi Ikegami es capaz de pasar de una sensual ternura a la más agresiva de la violencia, su dibujo produjo un gran impacto cuando apareció a principios de los 90, aunque supongo que si irrumpiera ahora nos parecería menos singular.

Existe una versión cinematográfica en 1995 dirigida por Christophe Gans y protagonizada por Mark Dacascos, muy correcta en su adaptación del comic, abajo he colocado un fragmento de la película.

Es un comic altamente recomendable y uno de los mejores mangas que he podido leer. Creo que se hizo una reedición hace unos 3 o 4  años por parte de Planeta, así que supongo que no será muy complicado hacerse con algún ejemplar. Hasta próximos post en los que continuaremos repasando algunos de estos clásicos que fomentaron el inicio del auge del Manga.

1 comentarios:

Tiene MUY BUENA PINTA. Además la peli me gustó mucho. Sin duda cuando acabe PESADILLAS de Otomo me lo pido :P

Publicar un comentario en la entrada