24 de abril de 2017

Den 3 Hijos del Fuego de Richard Corben


Den 3 Hijos del Fuego de Richard Corben es una de esas obras que demuestran el porque considero a su autor como uno de los grandes ilustradores del noveno arte.

Den 3, es una precuela  de los anteriroes Den que todavia no hemos comentado, pero por lo que he visto se pueden leer de forma independiente. En el se nos delimita su mundo y el origen de los protagonistas.

Richard Corben decide contarnos que Neverwhere no era simplemente un mundo fantástico y hostil, sino un mundo donde inesperadamente aterrizaron un grupo de refugiados del planeta Zomere, ovíparos de una sociedad similar a la de las hormigas que luego de un inmisericorde ataque de monstruosas arañas se subieron a una astronave y viajaron al planeta Dremurth, donde tuvieron un acuatizaje brusco, a merced de voraces tiburones que se comieron a los sobrevivientes y a buena parte de los huevos que iban a representar la nueva prole de los zomerianos. Los dos únicos sobrevivientes de esta matanza – gracias a una ballena que los libró- fueron un kil, soldado asexuada, y un mal –macho- esquelético, que tendrían que sobrevivir y montar colonia en tan salvaje mundo donde no les darían el mínimo respiro, ya que desafortunadamente fueron a caer al peor lugar imaginado de aquel nueva tierra.

Kil, gracias a la radiación del reactor de la astornave zomeriana,  sufrirá una extraña mutación que la convertirá en un híbrido entre la reina de su especie y una mujer humana y guerrera, mientras salvaguarda el único huevo sobreviviente, que está a punto de eclosionar en la forma de un bebé humano, y que debe proteger de un esclavizado Zomuk, una especie de orco al que derrota durante la trama.

Zomuk, al final consigue hacerse con el bebé, aunque al final recibe su merecido castigo en el final de la historia que nos deja un final totalmente abierto.

Al final muchas preguntas quedan en el aire, con Mal y Kil  prometiendo trabajar juntos para derrotar a Zeg y recuperar lo perdido, lo que realmente incomoda de esta historia, que uno espera que un tomo dedicado a una precuela sea autocontenida y no quede en “Continuará…”. Pero eso no es todo, que como veremos en el cuarto tomo de DEN, la conclusión a esta historia tendrá que esperar.

Graficamente es una autentica pasada, con un Corben en estado de gracia en una de sus series que no conocia pero que hare por leer en cuanto pueda de uno de mis autores fetiche.

Xonxoworld

0 comentarios:

Publicar un comentario