26 de diciembre de 2012

Enki Bilal

Enki Bilal es el autor que sera repasado en nuestra sección dedicada a las grandes figuras del mundo del comic. Nacido en 1951 en Belgrado, de madre checa y padre yugoslavo. Hacia inicios de la década de los 70 Bilal comenzó Bellas Artes, pero su paso por dichos estudios fue fugaz. En 1972 publicó su primera obra, Le Bol Maudi en la revista Pilote, como consecuencia de un concurso organizado por esta.

En la famosa revista Pilote, Bilal entra en contacto con diversos artistas: Bretéchér, Druillet, Giraud, Mézières... generando sus pequeñas historias de ciencia-ficción, que le hicieron labrarse fama de imitador de Mœbius, así como ilustraciones para las páginas de actualidad de Pilote.

En 1975 comenzó su colaboración con el guionista Pierre Christin, con quien realizó la serie de relatos fantásticos-políticos Légendes d'ajourd'hui. Con el firmo hasta cinco trabajos más, La cruzada de los olvidados, El navío de piedra, La ciudad que nunca existió, Las falanges del orden negro y Partida de caza.

Ya en los 80, hizó para Pilote su primer álbum como autor completo: La feria de los inmortales, primera parte de la Trilogía Nikopol. En 1982, entra en contacto con el mundo del cine, colaborando en peliculas, diseñando los decorados como La Vie es un Roman, o la más celebre El nombre de la rosa, de Jean-Jacques Annaud.

También hacia mediados de los 80 publica La mujer trampa, segunda parte de la Trilogía Nikopol, ya siendo considerado como un autor de consagrado. Y lo que le valió que una de sus obras ganará el Gran Premio del 14º Salón Internacional del Cómic de Angoulême. El más relevante e importante del cómic europeo y por ende uno de los más prestigiosos a nivel mundial.


En 1989 dirigió por primera vez una película: Bunker Palace Hotel, protagonizada por Jean-Louis Trintignant y Carole Bouquet, convirtiendolo en uno de los auotes más polifaceticos de su generación. A esta le siguieron varios trabajos más que redujeron algo su presencia en el mundo del cómic.

Hasta que en 1999 y tras seis años de ausencia, se produjo el regreso de Bilal al mundo noveno arte, con El sueño del monstruo, la primera parte de una nueva serie (planteada inicialmente como una trilogía, aunque actualmente está previsto que sea una tetralogía).

En 2003, apareció su continuación, 32 de diciembre, en 2006 Cita en París y en 2007 ¿Cuatro?. Si el primer tomo de esta serie estaba muy influenciado por los conflictos bélicos de los Balcanes, en el segundo la inspiración proviene de los atentados terroristas a las Torres Gemelas en Nueva York.

Previamente, en 2000, había publicado una nueva colaboración de Bilal con Pierre Christin, Le sarcophage una historia basada en el Accidente de Chernóbil.

En 2004 se estrenó su tercer largometraje como director, Immortel: ad vitam. Adaptación libre de los dos primeros álbumes de la Trilogía Nikopol, la fama del autor ha crecido tanto que en exposiciones de sus trabajos se han llegado a subastar por precios astronomicos.

En mi opinión a pesar de no conocer en exceso su obra si que puedo valorar que su expresividad y fuerza visual es innegable. Además que creo que es un autor que podría llegar a ser uno de los grandes por su enorme productividad y la calidad de lo que produce además de un estilo tremendamente personal e inconfundible.

Xonxowordl.

0 comentarios:

Publicar un comentario