26 de febrero de 2017

13 Rue del Percebe de Francisco Ibañez


13 Rue del Percebe de Francisco Ibañez, es sin lugar a dudas una de las creaciones más celebres y logradas del genial autor Español.

La primera página fue publicada en el primer número de la segunda época de la revista Tío Vivo (6 de marzo de 1961) y pronto adquirió enorme popularidad por su estructura novedosa e inusual.

 Su estructura, los gargs que aparecen en cada uno de los pisos de este edificio y los entrañables personajes, fueron y han sido reflejo de la España de su epoca, en la que es en mi opinion la obra más redonda del prolifico autor.

13, Rue del Percebe es una macroviñeta que ocupa una página, dividida a su vez en viñetas no secuenciales, y que muestra en clave de humor un edificio de apartamentos y la comunidad que lo habita:
  • Algunos de los pisos y elementos de este microuniverso son:
  • Planta baja
    • Colmado Senén: Ubicada a la izquierda, se halla la tienda de ultramarinos de Don Senén, un desconfiado tendero que siempre encuentra modos de engañar a las clientas con el peso...
    • La portería: Se encuentra anexa al Colmado Senén, habitada por la cotilla portera de la comunidad de vecinos,
    • El ascensor: Un personaje más del edificio que provoca más de una situación dentro de la serie.
    • La alcantarilla: Frente a la portería habita Don Hurón, personaje que a menudo aparece comentando sus problemas con la portera, generalmente sobre transeúntes despistados que caen por el boquete de la alcantarilla o sobre los intentos de una serie de ratas que viven en el pozo por disputarle la vivienda.
  • Primera planta
    • Primero izquierda: Es la consulta de un veterinario no muy competente con una variopinta clientela, que trata los casos más diversos.
    • Primero derecha: Vive la mezquina dueña de una pensión continuamente superpoblada, en la que destacan los intentos de la mujer por alojar a más inquilinos mediante estrambóticos
  • Segunda planta
    • Segundo izquierda: En este piso habita una anciana eterna amante de los animales, no deja de cambiar de mascota ni de tener los más variados problemas con ella.
    • Segundo derecha: Es el único piso cuyo inquilino ha cambiado con los años. En principio vivía un científico loco, que infatigablemente trabajaba en crear creaba monstruos horripilantes Posteriormente el doctor se fue y dejó el piso vacío, siendo reemplazado por la portera como una suerte de agente inmobiliario que intentaba vender el piso a varios personajes, siendo el estado de éste el motivo cómico. Finalmente fue adquirido por un desastrado sastre con mucha caradura y una más que cuestionable profesionalidad.
  • Tercera planta
    • Tercero izquierda: En él vive un patoso ladrón llamado Ceferino Raffles que no parece poder dejar de robar cosas inútiles y su fastidiada esposa.
    • Tercero derecha: Está ocupado por una mujer y sus tres hijos pequeños, incorregiblemente traviesos, que en las primeras entregas tenían una hermana mayor que luego desapareció (quizá porque encontró un esposo al fin).
  • Azotea
    • La buhardilla: Es un cuartucho situado en la izquierda del edificio (encima del piso de Ceferino, el ladrón) de tejado inclinado, encima del cual se encuentra el cartel que da nombre al edificio. En ella vive Manolo, un pintor que se encuentra siempre acosado por sus acreedores. De hecho, más que por pintor, se le conoce como deudor sempiterno, el personaje que da más juego a este universo que es el edificio. Su mayor influencia sería el otro gran autor de la Bruguera Manuel Vázquez Gallego, más conocido como Vazquez.
    • El gato y el ratón: En la azotea se encuentra un gato negro que generalmente es torturado por un cruel ratón que se divierte a su costa.
  • Personajes invitados: Por el edificio aparecen Mortadelo y Filemón, que hacen alguna aparición esporádica en este lugar o Rompetechos.
13, Rue del Percebe es en apariencia una serie de chistes casi siempre aislados e independientes, con personajes fijos, encasillados en su papel inmutable y sólo unidos por el edificio donde habitan. Su facilidad de lectura y los imnumerables gags hacen que chistes muy simples funcionen en su conjunto y que el lector se pueda identificar rapidamente con las situaciones mostradas.

En 1987, Ibáñez creó, para la editorial Grijalbo, 7, Rebolling Street, una historieta que explotaba la misma fórmula pero esta vez a doble página y con más personajes.

En mi opnion estamos ante uno de los trabajos más importantes y reconocibles del autor y una de sus mejores series que gracias al integral de Ediciones B podemso disfrutar en su esplendor.

Xonxoworld

0 comentarios:

Publicar un comentario